jueves, 14 de diciembre de 2017

Porque los alimentos no son los únicos culpables: urticarias inducibles por estímulos físicos.

Nos encontramos muy cerca del fin de año, y en plena celebración de las fiestas navideñas. Es época de reuniones familiares, adornos, alegría, regalos, vacaciones para muchos… Y también algunos excesos, especialmente en lo referente a la alimentación. Chocolate, mariscos y frutos secos, entre otros, son grupos de alimentos que consumimos en mayor cantidad en estas fechas, y que muchos posicionan claramente como causa de una urticaria, en caso de que ésta se presente en un individuo. Pero los alimentos no van a ser siempre la causa de todo.
Comida navideña
  Para empezar, vamos a definir qué es una urticaria. Se trata de una reacción cutánea que cursa con habones, angioedema o ambos, y debe diferenciarse de otras patologías en las que aparezcan estos elementos como síntomas que forman parte de un todo (angioedema hereditario, síndromes autoinflamatorios…). Hablamos de urticaria aguda si su duración es inferior a 6 semanas; y crónica cuando los síntomas aparecen más de dos días a la semana durante 6 o más semanas consecutivas.

Habón: lesión en la piel que cursa con inflamación central de tamaño variable rodeada de un halo eritematoso reflejo. Produce prurito, y se resuelve en menos de 24 horas (incluso puede resolverse en minutos).
Lesión habonosa aislada: Habón o roncha
Angioedema: inflamación localizada, súbita y pronunciada en el tejido subcutáneo o submucoso, que cursa con dolor más que con prurito, y que se resuelve en 48-72 horas.
Angioedema en labio superior
 Las urticarias producidas por alimentos serían agudas. Atendiendo a las últimas clasificaciones elaboradas, las urticarias crónicas pueden dividirse en dos subtipos: espontáneas (no se objetiva desencadenante) e inducibles. En las inducibles, existe un estímulo que desencadena las lesiones; entre ellas, encontramos las originadas por un estímulo físico, que son las que se van a describir a continuación:

1) Dermografismo: es el tipo más frecuente de urticaria inducible. Se presenta como un habón inducido por el roce o rascado sobre la zona donde se ha producido y con su misma morfología. En sus formas leves (dermografismo fisiológico), puede afectar hasta al 2-5% de la población general; el dermografismo sintomático se diferencia de las formas leves en la presencia de prurito generalizado desproporcionado para las lesiones existentes.
Dermografismo en espalda
2) Urticaria colinérgica: representa el 7% de todas las urticarias, siendo más frecuente en adolescentes y adultos jóvenes. Consiste en la aparición de pequeños habones (1-3mm) rápidamente tras la realización de ejercicio físico, baños calientes o situaciones de calor y sudoración, y desaparecen en 30-60 minutos.
Urticaria Colinérgica en brazo
3) Urticaria por presión: se caracteriza por la aparición de una erupción habonosa pruriginosa en la zona donde se ha ejercido una presión perpendicular a la piel. Puede ser inmediata (aparece en pocos minutos) o retardada (aparece entre 30 minutos y 6 horas tras aplicar presión, y puede durar días en resolverse). Representa el 1% de todas las urticarias.
4) Otras urticarias inducibles por estímulos físicos mucho menos frecuentes son:
- Urticaria por frío (a frígore): los habones aparecen a los pocos minutos del contacto con sólidos, líquidos o aire a baja temperatura. Puede acompañarse de hipotensión, síncope y otros síntomas graves.
Test del Cubito de Hielo para la Urticaria a frígore
- Urticaria solar: muy poco frecuente, las lesiones aparecen en menos de 30 minutos tras exponer la zona a la luz solar. Cursa con prurito o ardor, eritema y/o edema, y habones que persisten entre 15 minutos y 3 horas, sin dejar lesión residual.
- Urticaria/angioedema vibratorio: un estímulo vibratorio, como un martillo neumático o un taladro, ocasiona las lesiones. Es muy difícil de diagnosticar.
- Urticaria acuagénica: se caracteriza por la aparición de habones en relación al contacto con el agua, independientemente de la temperatura de la misma. Suele respetar las palmas de las manos y las plantas de los pies.
- Urticaria por calor localizada: es la forma menos frecuente de todas las urticarias. Se desarrolla localmente en zonas de aplicación de calor, y suele durar en torno a una hora.

El diagnóstico de estas entidades se basa en conocerlas bien y sospecharlas, a fin de poder elaborar una historia clínica correcta, detallada y orientada en el paciente que se presenta en nuestra consulta debido a una urticaria. Si es preciso, se pueden emplear pruebas complementarias destinadas a provocar el estímulo concreto que desencadene los síntomas.
La historia clínica como pilar fundamental del diagnóstico
        Por último, para el manejo lo ideal es evitar el estímulo. Si no es posible, el tratamiento se basa en los antihistamínicos, o en ciclos de corticoides sistémicos para casos graves. Se está ensayando el uso de Omalizumab, con muy buena respuesta en algunos subtipos.

Dr. Oliver Muñoz Daga
Especialista en Alergología
Grupo AlergoMálaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario